sábado, 8 de agosto de 2009

A la sombra de una oliva (Ángel Sánchez Redondo)


Con un objetivo eminentemente didáctico, Ángel Sánchez Redondo nos ofrece en su novela A la sombra de una oliva una pincelada de dos de los momentos más importantes de la historia de La Carolina. A saber, los primeros años de la colonización y el inicio del auge minero a mediados del siglo XIX.

Su protagonista, un joven aprendiz de minero llamado Matías que vive en La Carolina de 1867, iniciará, tras descubrir un esqueleto y una piedra grabada con extraños caracteres bajo un olivo, una compleja investigación sobre la historia de dos colonos fallecidos en extrañas circunstancias casi un siglo atrás. Una búsqueda que lo llevará no sólo a correr algunos peligros sino también a conocer el amor.

Como ya hemos indicado, la intención de este trabajo es sobre todo didáctica, algo en lo que tiene mucho que ver la condición de docente de su autor; no obstante, ese objetivo ha llevado a que estén presentes no pocos anacronismos y a que el nivel formativo y de expresión de los distintos personajes no se adecúen a la formación académica que habían recibido. Así pues, el afán didáctico ha ido en detrimento de una buena delimitación de su perfil.

Aún así, esta novela se muestra bastante útil para acercarnos al primer siglo de existencia de la que fue capital de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena.


SÁNCHEZ REDONDO, Ángel, A la sombra de una oliva. Novela histórica ambientada en La Carolina, capital de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena, Jaén, Caja Rural de Jaén, 2ª ed., 2007; 208 pp., 21 cm.