viernes, 9 de enero de 2009

Conoce la historia de tu pueblo (La Carolina)


A pesar de su reducida extensión, en este libro podemos apreciar una interesante iniciativa culminada con éxito: hacer accesible la historia de La Carolina a los escolares de este municipio. Tanto es así que aunque se elaboró concretamente para la comunidad escolar del Colegio Manuel Andújar, gran parte de su contenido podría ser útil en los colegios de cualquiera de las nuevas poblaciones restantes.

Formalmente, la publicación se estructura a partir de preguntas que se acompañan con su correspondiente respuesta. Se abordan cuestiones de todo tipo, desde las infraestructuras a las biografías de personajes pasando por los aspectos económicos o la vida cotidiana de los colonos. En suma, una buena herramienta para la didáctica en el aula de la historia de la capital de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena.

SÁNCHEZ-BATALLA MARTÍNEZ, Carlos, Conoce la historia de tu pueblo, La Carolina, A.P.A. Manuel Andújar, 1997, 96 pp.; 21 cm.

Juan Jacobo y las Luces (J. Espejo)


Siguiendo la estela argumentativa que inaugurara Kaltofen en su Por trescientos reales, esta novela se ocupa de narrarnos la existencia de un joven alemán que, forzado por las circunstancias, se vio obligado a viajar a España y establecerse como colono en Cañada Rosal, entonces aldea de la colonia de La Luisiana. Ahora bien, al contrario que aquel, Jesús Espejo prefiere centrarse sobre todo en la etapa anterior al inicio del viaje; una decisión que confiere a la novela un marcado interés. Es de sobra sabido que si aún desconocemos muchos aspectos de la vida de los colonos en los primeros años de la colonización, menos aún es lo que sabemos de sus trayectorias vitales, venturas y desventuras antes de pasar a ser colonos.

Su argumento es ciertamente muy interesante, sobre todo porque el protagonista no es el colono que, en principio, esperaríamos; sino un joven impresor con un nivel cultural bastante elevado y muy influenciado por las ideas ilustradas que en su época circulaban por Francia. Éste debió enfrentarse a distintos episodios, siendo los más destacados aquellos que se derivaron de haberse enamorado de la hija del barón de Perchel, a quien el protagonista, llamado Juan Jacobo, servía como secretario en su residencia, que estaba próxima a la ciudad de Metz.

Ahora bien, junto a estas virtudes, la obra también cuenta a nuestro juicio con un defecto: el ritmo de la narración se acelera a medida que su final se acerca. Realidad que da lugar a que los detallados escenarios y perfiles de los personajes del comienzo, se sustituyan al final por descripciones parcas y una excesiva aceleración y profusión de sucesos.

ESPEJO ÁLVAREZ, Jesús, Juan Jacobo y las Luces. Historia de un colono ilustrado, Sevilla, Diputación de Sevilla y Ayuntamiento de Cañada Rosal, 2003, 125 pp.; 21 cm.

lunes, 5 de enero de 2009

La Carlota en los relatos de viajeros y escritores de los siglos XVIII y XIX


Este libro nos ofrece una aproximación al modo en el que escritores y viajeros de los siglos XVIII y XIX vieron y describieron la nueva población carolina de La Carlota; es decir, realiza un análisis de lo que de ella llamó entonces más la atención tanto a los propios españoles como a individuos procedentes de distintos estados europeos (Reino Unido, Francia, Italia,…) e incluso de los Estados Unidos de América.

El emplazamiento de esta colonia junto al camino real que unía Madrid con Cádiz, y más concretamente entre las ciudades de Córdoba y Écija, la convirtió en lugar de paso casi obligado. De este modo, una localidad que difícilmente hubiera sido objeto de visita sin esta privilegiada situación, cuenta con un muy significativo elenco de testimonios; los cuales se transcriben (y traducen al español cuando los textos originales están en otras lenguas) en la segunda parte de esta monografía.

HAMER, Adolfo, La Carlota en los relatos de viajeros y escritores de los siglos XVIII y XIX, Madrid, Bubok Publishing, 2009, 158 pp.

http://www.bubok.com/libros/6006/La-Carlota-en-los-relatos-de-viajeros-y-escritores-de-los-siglos-XVIII-y-XIX


Un recorrido por Lorena





Junto a Alsacia, la región francesa de Lorena fue una de las zonas de donde eran naturales la mayor parte de los colonos extranjeros establecidos en las Nuevas Poblaciones.

Un recorrido por Alsacia








La región francesa de Alsacia fue el lugar de origen de un significativo porcentaje de colonos asentados en las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y Andalucía. Aquí podemos ver varios videos promocionales.

domingo, 4 de enero de 2009

Un recorrido por Sèlestat



Sélestat está situada en la región francesa de Alsacia, a 22 kilómetros de Colmar en dirección Norte y a 47 de Estrasburgo en dirección Sur. A pesar de sus reducidas dimensiones, posee una significativa riqueza patrimonial.
Esta localidad fue elegida por el asentista Thürriegel como una de las principales cajas de recepción de colonos centroeuropeos de su contrata, y desde la que estos iniciaban un detallado y preciso itinerario a través de toda Francia hasta llegar al puerto de Sète, donde embarcaban con dirección a Almería o Málaga.

El Faustin de Pezzl


Al parecer, la primera novela que incluyó a las Nuevas Poblaciones en su trama fue escrita muy pocos años después de su establecimiento. En 1783, Johann Pezzl (1756-1829) publicó anónimamente en Zurich un libro de viajes en alemán titulado Faustin, oder, das philosophische Jahrdundert (Faustino o el significado filosófico). En él, entre otras peripecias, se narra cómo su protagonista encuentra en Génova a unos emigrantes y decide viajar con ellos a Sierra Morena, donde se hará colono y secretario del superintendente Olavide.

Esta obra gozó de gran difusión en su época, habiendo sido reeditada en alemán incluso hasta fechas recientes (1990), y fue traducida muy pronto al francés (1784) y al neerlandés (1791). Sin embargo, no nos consta que hasta la fecha cuente con una necesaria traducción al español.

El X conde de Aranda


Pedro de Abarca y Bolea nació en el castillo de la localidad oscense de Siétamo el primer día de agosto de 1719. Se educó en el Seminario de Bolonia y en Roma. Durante su juventud viajó por Europa tomando contacto con las corrientes ilustradas. En un primer momento orientó su vida al mundo militar, carrera que le llevó a ser embajador en Lisboa y en Polonia, así como gobernador de Valencia; cargo este último al que debió renunciar para presidir el Consejo de Castilla tras el motín de Esquilache.

Desde este cargo apoyó decididamente en un primer momento la colonización de Sierra Morena y Andalucía y a su superintendente, Pablo de Olavide; aunque posteriormente su apoyo se redujo.

En 1773, debido a problemas internos en el gobierno, derivados sobre todo de la ocupación inglesa de las islas Malvinas, debió abandonar la presidencia del Consejo y trasladarse como embajador a París. Allí cosechó éxitos como el tratado de Inglaterra, que llevó a la devolución a España de la Isla de Menorca en 1783. Regresó a Madrid en 1787, encabezando desde entonces la oposición a las iniciativas del conde de Floridablanca (antiguo amigo y fiscal criminal del Consejo de Castilla cuando él ocupaba la presidencia), hasta que logró que Carlos IV lo depusiera y le confiara a él la secretaría de Estado en febrero de 1792. Pero su excesivo compromiso con las ideas ilustradas y con el enciclopedismo, llevaron a que en noviembre de ese mismo año fuera sustituido por Manuel Godoy. Una decisión que Aranda no aceptó de buen grado, por lo que no dudó en iniciar también una oposición contra él desde su puesto de decano del Consejo de Estado, tomando como argumento la guerra con Francia. Un forcejeo que se saldó con la victoria del favorito y el destierro del conde a Jaén en marzo de 1794.

En 1795, el rey le autorizó a vivir en Aragón, por lo que Aranda decidió retirarse a pasar los últimos días de su vida en la villa de Épila (Zaragoza); donde fallecería el 9 de enero de 1798.

sábado, 3 de enero de 2009

Johann Kaspar von Thürriegel


Thürriegel, el militar bávaro que propuso a Carlos III el establecimiento de 6.000 colonos centroeuropeos en su reino, sólo cuenta hasta la fecha con un estudio biográfico, debido a Joseph Weiß y editado hace ya un siglo en la ciudad alemana de Colonia. De ahí que la metodología utilizada y los objetivos propuestos aunque respondieron a las interrogantes de entonces, no son suficientes hoy día para la historiografía neopoblacional. Por ejemplo, para los últimos años de vida de Thürriegel sólo se nos ofrecen unos pocos datos. Circunstancia que en modo alguno le resta valor como fuente de información.

A pesar de ello, este libro nunca (al menos no nos consta) se ha publicado en español ni en otra lengua, así como tampoco se reeditó en alemán después de su primera y única edición.


WEIß, Joseph, Die deutsche Kolonie an der Sierra Morena und ihr Gründer Johan Kaspar von Thürriegel, ein bayerischer Abenteuer des 18 Jahrhunderts, Köln, J.P. Bachem, 1907, 119 pp.

Fernando de Quintanilla


A excepción de Pablo de Olavide, las trayectorias biográficas de los dirigentes de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y Andalucía no han sido objeto de un especial interés por parte de la historiografía. Tanto es así que si conocemos medianamente bien la vida de algunos de ellos, como es el caso de Tomás José González Carvajal, lo debemos más a haber ocupado estos otros cargos y empleos de importancia que a haber desempeñado un cargo directivo en las nuevas colonias.

En este sentido, hasta hace muy poco desconocíamos en buena medida la mayor parte de los datos biográficos de Fernando de Quintanilla, a quien el superintendente Olavide encomendaría el establecimiento de las Nuevas Poblaciones de Andalucía. Ciertamente, aún son muchas las interrogantes pero, al menos, podemos hacernos una idea aproximada de quién fue gracias sobre todo a dos trabajos aparecidos en 2007:

- AGUAYO, Simón y HAMER, Adolfo, “Un ilustrado sevillano: don Fernando de Quintanilla, intendente de las Nuevas Poblaciones de Andalucía”, en FÍLTER RODRÍGUEZ, José Antonio (coord.), Actas IV Jornadas de Historia sobre la provincia de Sevilla. Ilustración, ilustrados y colonización en la campiña sevillana en el siglo XVIII, Ronda, Asociación Provincial Sevillana de Cronistas e Investigadores Locales, 2007, pp. 271-282.

- HAMER, Adolfo, “Traicionando el espíritu del Fuero. Las tierras solicitadas por el intendente Fernando de Quintanilla en La Carlota (1781-1875)”, Al-masan, 3 (2007), pp. 15-29.

El conde de Campomanes


Pedro Rodríguez de Campomanes nació en Sorriba, en el concejo de Tineo (Principado de Asturias) en 1723. Al parecer, recibió su primera educación en la ciudad de Sevilla. Claro exponente de las corrientes ilustradas en España, es conocido sobre todo por su oposición al monopolio de los gremios y a los excesivos privilegios de La Mesta y por haber impulsado la creación de las Sociedades Económicas de Amigos del País. Asimismo, como afecto a la corriente regalista favoreció la expulsión de los jesuitas en 1767 y la nacionalización de sus bienes. Fue nombrado ministro togado del Consejo de Hacienda en 1760 y fiscal del Consejo de Castilla en 1762, puesto este último desde el que apostó decididamente por el establecimiento y permanencia de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y Andalucía. Tanto es así que sería él quien con la colaboración de José Moñino (futuro conde de Floridablanca) y, en menor medida, de Pablo de Olavide redactaría el conocido como Fuero de Población de 1767.

A lo largo de toda su vida, Campomanes mostró un destacado interés por la historia, la jurisprudencia y la literatura; interés que se vería recompensado con su ingreso, por ejemplo, en la Real Academia Española en 1763 o con la presidencia de la Real Academia de la Historia al año siguiente. Por otro lado, llegó a reunir una importante biblioteca y a publicar diversos libros, entre los que se cuentan los conocidísimos Historia de la Orden y Caballería de los Templarios (1747), Tratado de la regalía de amortización (1765) y Discurso sobre el fomento de la industria popular (1774).

En 1780 recibió de Carlos III el título de conde de Campomanes, y seis años después alcanzaría la presidencia del Consejo de Castilla; un cargo que ya desempeñaba interinamente desde 1783 y que ocuparía hasta 1791. Finalmente, murió en Madrid en 1803.

jueves, 1 de enero de 2009

Itinerario geográfico por las colonias de Córdoba


Una de las asignaturas pendientes para las antiguas Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y Andalucía, aunque especialmente para el caso de este último partido, es el de contar con materiales destinados a la divulgación y enseñanza de su historia, arte, patrimonio y tradiciones, entre otros.

El poder contar con este tipo de material nos parece fundamental para hacer partícipes a los colonos actuales (especialmente a los más pequeños) de su peculiar historia, de lo que sucedió a sus antepasados y del origen de la comunidad social en la que viven; por lo que no acertamos a comprender el desinterés, en líneas generales, de las distintas autoridades municipales y educativas en proveer a los centros de educación primaria y secundaria de instrumentos adecuados para una aproximación siquiera mínima a la historia de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y Andalucía.

Tanto es así que para el caso de las colonias de Sierra Morena sólo contamos con unos cuantos libros o cuadernos didácticos, enfocados fundamentalmente al ámbito escolar; situación que en las de Andalucía no es mucho mejor (aunque actualmente se está trabajando en este sentido), pues sólo existe hasta la fecha una publicación. Se trata de un libro destinado a la realización de un itinerario didáctico por las colonias carolinas situadas en la provincia de Córdoba, y que se publicó hace ya casi dos décadas; una circunstancia que hace casi imposible encontrar hoy día algún ejemplar.

En líneas generales, es un trabajo bien documentado y cuyo contenido está claramente distribuido. Como es habitual en este tipo de herramientas, se divide en una parte destinada al profesor y otra dirigida a los alumnos; muy interesante esta última por la gran cantidad de fotografías, mapas, dibujos, textos y recortes periodísticos que se incluyen. En suma, un excelente material de trabajo para el ámbito escolar.


BALSERA, Manuel y ORTIGOSA, Manuel, Itinerario geográfico por las Nuevas Poblaciones carolinas de Córdoba, Córdoba, Junta de Andalucía, Diputación Provincial de Córdoba y CajaSur, 1990, 179 pp.