viernes, 6 de marzo de 2009

Nuevas Poblaciones de Sierra Morena (libros)


Mientras que para las Nuevas Poblaciones de Andalucía aún no se ha editado ningún trabajo que aborde su historia en conjunto, para el caso de las colonias de Sierra Morena disponemos actualmente de dos libros. En primer lugar, hemos de hacer mención a lo que en un primer momento fue la memoria de licenciatura elaborada por Juan Enrique Ruiz González en la Universidad Complutense. Bajo el título de Estudio de la repoblación y colonización de Sierra Morena a través de los estadillos de diezmos y otros informes remitidos al Consejo de Castilla, 1767-1835, este autor realizó un controvertido estudio sobre su establecimiento y evolución. Haciendo uso de una gran cantidad de documentos no estudiados hasta entonces, Ruiz González llegó a unas conclusiones que se oponían a lo que la historiografía neopoblacional había defendido; básicamente afirmando que las nuevas poblaciones no fueron un experimento de sociedad modelo y que los resultados de la experiencia no podían calificarse de exitosos.

Ahora bien, y a pesar de no se ha prestado hasta la fecha mucha atención a estas ideas, un análisis detallado de las fuentes que el autor utiliza en su estudio nos muestra sin excesiva dificultad que éste analiza con frecuencia conjuntamente documentos elaborados con criterios y metodologías distintas, y que rechaza sistemáticamente (por considerarlos erróneos) otros que estudios posteriores han mostrado que son precisamente los más próximos a la realidad. Y no es ésta la única crítica que puede hacerse a este trabajo; a modo de ejemplo, podemos decir que aunque abarca teóricamente toda la etapa de vigencia del Fuero, la información aportada para el siglo XIX es demasiado escasa.

En segundo lugar, nos referiremos al monumental trabajo del cronista oficial de Aldeaquemada, Carlos Sánchez-Batalla Martínez. Bajo el título La Carolina en el entorno de sus colonias gemelas y antiguas poblaciones de Sierra Morena. Prehistoria a 1835, este investigador ha dado buena cuenta en cuatro voluminosos tomos de gran parte de la historia de estas colonias. Educación, mortalidad, iglesia, origen de los colonos y administración son algunos de los aspectos tratados. No obstante, su estructura un tanto “erudita”, sumado a su afán eminentemente divulgativo, ha llevado a que en este trabajo no estén presentes temáticas que se nos antojan de primer orden; tal y como puede ser la estructura y evolución de la propiedad en las colonias de Sierra Morena. Sánchez-Batalla, ciertamente, elabora un excelente capítulo sobre ingenieros y topografía colonial, pero inexplicablemente (pues existe abundante documentación sobre el particular) no incluye un estudio sobre los repartimientos de suertes entre los colonos y la evolución ulterior de sus propietarios. Un aspecto que casi nunca falta en cualquier trabajo relacionado con un área colonizada.

Aún así, hemos de destacar sobremanera la interesante inclusión en cada volumen de transcripciones de numerosos documentos relativos a las nuevas poblaciones y que se custodian en diversos archivos españoles.


RUIZ GONZÁLEZ, Juan Enrique, Estudio de la repoblación y colonización de Sierra Morena a través de los estadillos de diezmos y otros informes remitidos al Consejo de Castilla, 1767-1835, Jaén, Cámara Oficial de Comercio e Industria de Jaén, 1986.

SÁNCHEZ-BATALLA MARTÍNEZ, Carlos, La Carolina en el entorno de sus colonias gemelas y antiguas poblaciones de Sierra Morena. Prehistoria a 1835, Jaén, Caja Rural de Jaén, 1998-2003, 4 vols.