jueves, 18 de octubre de 2012

El Ayuntamiento de La Carolina aprueba el escudo de Navas de Tolosa

El ayuntamiento de La Carolina ha aprobado el escudo de Las Navas de Tolosa propuesto por los cronistas oficiales Manuel Gabriel López Payer y FranciscoJosé PérezSchmid Fernández.

El escudo simboliza la batalla de Las Navas de Tolosa. Contiene una cruz de oro, símbolo de los cristianos que se enfrentaron en la contienda al ejército musulmán, representado por una media luna creciente en recuerdo del imperio almohade derrotado en la lid.

En el argumentario de la propuesta los cronistas resaltan que Las Navas de Tolosa fue una de las poblaciones que en 1835, junto a La Carolina, dejaron de gobernarse por el fuero de las Nuevas Poblaciones, y quedó adscrita al consistorio carolinense, si bien estuvo administrada en principio por un comandante civil. También destacan la relevancia del anejo en la conmemoración del octavo centenario.


martes, 2 de octubre de 2012

El Casco Histórico de Guarromán es declarado BIC por la Junta de Andalucía


El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía acordaba ayer inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con la tipología de Conjunto Histórico, el casco antiguo del municipio jienense. Esta población, según la Junta, destaca por sus valores paisajísticos y por haber conservado las características urbanísticas y arquitectónicas de las Nuevas Poblaciones fundadas por Carlos III en Sierra Morena.
El conjunto delimitado, que se corresponde básicamente con el núcleo urbano creado en el siglo XVIII, abarca una superficie aproximada de 4,7 hectáreas e incluye un pequeño sector diferenciado donde se ubica el Pósito de Labradores, edificación singular de la misma época.
Los orígenes de Guarromán se remontan al siglo I, cuando se establece un asentamiento campesino en el paraje de La Venta. Este enclave romano, dedicado al abastecimiento de las explotaciones mineras de Sierra Morena, fue abandonado durante la época visigoda y posteriormente retomado con la ocupación musulmana bajo el mismo nombre árabe del cercano Río de los Granados ('Wadi-r-rumman'). No obstante, el tejido urbano actual debe su configuración a la empresa colonizadora de las Nuevas Poblaciones, impulsada por el ilustrado Pablo de Olavide con el fin de cubrir los vacíos demográficos de Sierra Morena y eliminar así el bandidaje y la inseguridad, además de garantizar las comunicaciones entre Castilla y Andalucía.
Colonos alemanes
Poblada por colonos de origen alemán, Guarromán sigue las típicas reglas urbanísticas de la Ilustración, con una ordenación en cuadrícula, absolutamente regular, jerarquizada y supeditada a criterios como el de lograr un paisaje sano, ventilado, protegido del viento y con buenas vistas.
En el centro de la localidad se sitúa la plaza de la Constitución o plaza Mayor, de donde parten calles rectas y anchas. Este espacio, concebido para albergar celebraciones, está rodeado de edificios públicos como el Ayuntamiento y la Iglesia de la Inmaculada Concepción, templo neoclásico del siglo XVIII construido en piedra y arenisca roja.
Otros inmuebles destacados del conjunto histórico son el Palacio del Intendente (principios del siglo XIX) y el Pósito de Labradores, inmueble típico de las Nuevas Poblaciones que servía para almacenar el grano y asegurar el abastecimiento alimentario en épocas de hambruna.
A sus valores urbanísticos y arquitectónicos el conjunto histórico de Guarromán añade la buena calidad medioambiental y paisajística que le otorga su ubicación estratégica en plena dehesa jienense.